domingo, 15 de febrero de 2009

FELIZ LVPERCALIA

Feliz Lvpercvalia! queridos hatunes.....


Fiesta pagana que se celebraba en la antigua Roma, en la que los jóvenes, para su paso de la niñez a la edad adulta, se internaban en el bosque a vivir de lo que cazaban y comportarse como lobos y salvajes (El nombre Lupercalia es una mezcla de lupus, lobo, e hircus, macho cabrio), y ese día se sacrificaban ambos animales....


Fiesta que el Papa Virgilio, allá por el siglo VI cambio de nombre y de tipo de celebración, instituyendo el día de San Valentín (medico de tropas romanas que al parecer casaba a los soldados a pesar de que estaba prohibido que se casaran hasta terminar el servicio de armas, el cual duraba, si no recuerdo mal, 18 años, eso si que es mili)


Esta celebración, por mediación del Papa moderno, nuestro señor El Corte Ingles, se ha convertido es otra celebración ultraconsumista, cursi y ñoña a más no poder, donde debes demostrar tu amor por la persona amada a base de dejarte una pasta gansa en cualquier templo del consumo, si te gastas lo suficiente, puedes ignorar y maltratar a tu pareja el resto del año, salvo en las otras celebraciones consumistas, navidad y similares, donde deberás volver a comportarte como un borrego mas, y seguir los ritos del Dios del Corte Ingles...



Vuestro que os quiere


Subcomandante Bloguerrillero
General de los Ejércitos de Hatunia
Hasta los cojones infinito de chorradas


Ah que no se me olvide el corazón


13 comentarios:

Ulyses23 dijo...

¡Que razón tienes Sub!

Yo personalmente me niego a celebrar San valentín. Los regalos y las cenas románticas han de ser una sorpresa y hacerse con el corazón ( Me refiero al alma no al órgano que has dibujado)y no al dictado del sector terciario y una sóla vez al año.

Subcomandante, es que nos obligan a sacar las tropas...

Un abrazo.

almalaire dijo...

Ay sub...lo que me he reído, yo tampoco lo celebro nunca, me acuerdo en el cole cuando todas las niñas repelentes se vestían de rojo ese día y chillaban más y más alto que ningún día...desde entonces le tengo ojeriza a la fiesta y al santo, pero no por lo del consumismo salvaje y todo eso,celebro otras fiestas iguales y ya dije otra vez que me encanta la navidad,por ejemplo...sino porque el día de los enamorados lo encuentro específicamente hortera...pero bueno, cuando el legionario baldosus despues de sus 18 años de mili vuelva al fin para casarse con su cordelia minor o como se llame...ya haremos todos una fiesta;-)

severinne dijo...

Hace muchos años yo trabajaba en una emisora de radio local. No cobraba ni nada, era mi hobbie, y la verdad es que lo pasaba muy bien. El día de S. Valentín se me ocurrió soltar una perorata sobre que si tu querías a tu pareja, había un millón de formas diferentes de hacérselo saber, y de días también, sin necesidad de acabar en la joyería o perfumería de turno ese día precisamente.
Lo que pasó a continuación fue que los jefes (los dueños) de la emisora, aparecieron por allí y me dijeron de todo menos bonita, que "nosotros" (por ellos, ya que yo no cobraba un duro) vivíamos de la publicidad, y que no podía decir esas cosas entre canción y anuncio.
Así que siempre lo he pensado, también lo practico (paso de este día como de comer m.), pero no se lo digo a nadie (bueno, a vosotros sí, jajajaja).
Feliz Lvpercalia a toro pasado. :D

catiti dijo...

Me ha gustado enterarme que esta fiesta tan banal, aún con nombre tan beatífico, tiene sus orígenes en una celebración al lobo. Si lo pensamos bien, tiene su gracia, el lobo, el cazador, al final , como siempre, nada de romanticismo ni leches, puro instinto básico animal, hoy día comercial, cómo atacar a nuestros bolsillos (al mío no, desde luego) justo tras la llamada cuesta de enero.

Deberían cambiar el nombre de la "fiesta" y llamarla "Día del regalo-hortera-cursi-por-obligación". Al menos quiero pensar que sirve para que algunos lobos (bastante mansos)se acuerden de la presa que cazaron hace años, aunque sólo sea un día de cada 365.

Kipling dijo...

Yo, que me tengo por muy racional, suelo escuchar a menudo lo que me dice la mente. Entre las interferencias habituales de un lunes, en este aspecto sintonizo lo siguiente: hay que comprar para activar la economía.

Pero por otra parte, ¿qué tendrá que ver el cerebro con el amor, que siempre se dice que es una "enfermedad" cardíaca? Aunque en estas épocas de descreimiento generalizado, cualquiera se atreve a hacer conjeturas.

En cambio los romanos, como nos recuerda el Subcomandante, eran gentes con las ideas bien puestas: la devota novia se despide como Júpiter manda del amado centurión, que se va a pasar el fin de semana a la montaña, jugándose el pellejo entre las lobas... y además le daba un regalito.

Ays, qué pena de inverness que tendré que ir a comprarme yo mismo.

SubHatun dijo...

Teniente! estás infectado del virus del consumismo, aunque viendo el objeto de tu afan debe ser una cepa originaria de la Inglaterra del siglo XIX....

Espero que llegue el buen tiempo, y con él olvides la capa, que no la espada, ni la más poderosa pluma (no, no me refiero a la pluma de los Locomia, sino a la de escribir) :P

un abrazo

lilianne dijo...

Pues yo estoy super-contenta con mi nuevo collar de perlas super-mega-guay que me ha regalado Pedro Picapiedra, y vosotros sois unos envidiosos y unos tacaños que no quereis gastaros un duro.

QUE NO00! Sub, que esta vez si estoy de acuerdo contigo, no me gusta ningún "día de.." pero a este en concreto le tengo especial manía, y coincido con Catiti en eso del "dia del regalo-hortera-cursi-por obligación"

SubHatun dijo...

Ya ya, el Pedro te ha regalado uno de piedra arenisca, y tallado por un canterosaurio automático, es decir, barato, comprado en el todo a cien

nada de una preciosa piedra de granito tallada a mano

:P:P:P:P

Kipling dijo...

Querido Bloguerrillero, en cuanto llegue el buen tiempo, mi objeto de deseo pasará a ser el pith helmet, conocido en estas latitudes como salacot. Así que ya sabes qué regalarme en las próximas lupercales. Que no se te olvide, bandido.

SubHatun dijo...

Y vos, querido Kipling, ¿De que novela de vuestro admirado Rudyard K. o de Sir A.C. Doyle os habéis escapado?

Iverness, pith helmet, aysssssssss!

Kipling dijo...

Jijijijijiji

DarkStar dijo...

Pues yo estoy de Lupercalia todos los días, ¡así que ya ves tú! Jaja, no me hagáis caso, yo sigo en mi nube de felicidad y alborozo, mis hormonas siguen danzando cual mariposillas epilépticas.

¡Dejarme disfrutar lo que me quede!

SubHatun dijo...

Disfruta Dark, y es que ese es el estado en que se debe estar, por corazón y por convicción, pero nunca por convención, no poque sea tal o cual fecha del calendario